Tres empresarios macristas admitieron haber pagado coimas pero quedaron en libertad

 Tres empresarios macristas admitieron haber pagado coimas pero quedaron en libertad

Ángelo Calcaterra, Javier Sánchez Caballero y Juan de Goycoechea declararon ante el juez que pagaron sobornos “presionados” por funcionarios kirchneristas.

El primo del presidente Mauricio Macri y ex titular de la empresa familiar Iecsa, Ángelo Calcaterra, se presentó en Comodoro Py hoy lunes por la mañana, reconoció que pagó coimas al Gobierno Nacional anterior, pasó de estar imputado a ser un arrepentido y salió libre, como había entrado. Javier Sánchez Caballero, ex CEO de Iecsa, a quienes algunos señalan como la mano derecha de Calcaterra y Macri, también se acogió a la figura penal de arrepentido a cambio de una reducción en la pena, dijo haber pagado sobornos y lo dejaron libre. Juan de Goycoechea utilizó la misma maniobra: arrepentimiento, confesión de pagar coimas bajo supuestas “presiones” y libertad asegurada por parte del juez Claudio Bonadío. Este empresario también está relacionado a la familia presidencial ya que fue representante en Argentina de la compañía española Isolux Ingeniería, y durante su gestión le vendió dos parques eólicos a los Macri que luego fueron transferidos con ganancias millonarias mediante maniobras muy sospechosas que actualmente están siendo investigadas por la Justicia. Aún resta dar con el paradero del único empresario de la causa que está prófugo. Oscar Thomas, ex director del ente que administra la represa Yaciretá, se especula que se podría entregar en las próximas horas. Por las dudas, su abogado defensor acudió esta mañana a Tribunales para asegurarse la eximición de prisión para su cliente, aprovechando el envión de las decisiones recientes del fiscal Carlos Stornelli y el juez Bonadío, y así lograr que Thomas aporte información a cambio de no ir preso.