La tarifa eléctrica subió un 2.775% en sólo dos años y medio

La tarifa eléctrica subió un 2.775% en sólo dos años y medio

Entre diciembre de 2015 y junio de 2018 el costo de la luz aumentó violentamente y todavía falta un ajuste del 35% para eliminar los subsidios.

Un usuario de Edesur que en diciembre de 2015 era categoría R2 (entre 310 y 600 kWh de consumo por bimestre) pagaba $37,70 cada dos meses, sin contar los impuestos. Desde el miércoles pasado, cuando el Ministro de Energía Javier Iguacel anunció los nuevos aumentos, ese mismo usuario paga $542,11 pero por mes, comprobándose así un incremento de 2.775% en el servicio. Si se comparan estos números con la inflación existente en la Ciudad de Buenos Aires durante los mismos dos años y medio, se observa que esta fue del 107%, lo que da la pauta de que el aumento que implementa el Gobierno Nacional no es gradual, como tanto les gusta decir. La semana pasada Iguacel quiso disfrazar los aumentos diciendo que el 73% de los usuarios pagará menos de $650 por mes, como dando a entender que es un monto acorde y pagable, pero se trata de un dato calculado en base a consumos antiguos, los cuales podrían aumentar si las bajas temperaturas continúan. “El sistema de calefacción eléctrica que promovió el kirchnerismo es ineficiente. Por eso, a aquellos que tengan calefacción eléctrica, les sugiero disminuir al mínimo posible el uso y con tiempo pasar a gas. Si les viene una factura de 4 mil pesos, sepan que no está mal la factura, sino que es muy ineficiente este sistema”, recomendó el funcionario a las personas que no tienen conexión a la red de gas natural. Lo que no sabe, o sabe pero no dijo, es que en Capital Federal el crecimiento del sistema de calefacción eléctrica se debe a que no existe una normativa que obligue a que las nuevas construcciones se conecten a la red de gas, todos los gobiernos evitaron dictar una legislación que solucione esta falencia que favorece a las empresas constructoras. Además, el consejo de Iguacel no es simple porque conectar una vivienda a la red de gas es un trámite muy costoso. Por si fuera poco, todavía resta un aumento del 35%, en términos reales, de la energía eléctrica para poder finalizar con la eliminación de los subsidios, objetivo que el Gobierno Nacional ya ha admitido como prioritario. Área de archivos adjuntos