“Tampoco las cosas están tan mal como dicen”

 “Tampoco las cosas están tan mal como dicen”

Marcos Peña asistió a la Cámara de Diputados para contestar a los requerimientos de los legisladores, quienes criticaron su mala forma para responder.

NiEl Jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, brindó un nuevo informe de gestión ante los diputados nacionales, quienes le preguntaron por diversas medidas del Gobierno Nacional que perjudican a gran parte de la población. La crisis económica, la desfinanciación de las universidades nacionales, la posible eliminación del incentivo docente, la persecución gremial con multas millonarias hacia Camioneros y el sindicato de los maestros bonaerenses, el decreto de Macri para que las Fuerzas Armadas puedan intervenir en seguridad interior, la eliminación del plus adicional de las asignaciones familiares en la Patagonia y norte argentino, fueron algunos de los temas más importantes sobre los que preguntaron los legisladores. Peña, por su parte, afirmó que “no son ciertas muchas cosas que se están diciendo, respecto a, según cifras oficiales, la destrucción de empleo, la pérdida de poder adquisitivo, la inevitabilidad del fracaso de una Argentina que busca ser abierta, desarrollada, a partir de la inversión y del camino de las exportaciones”. Asimismo, negó que el país esté atravesando una crisis. El Jefe de Gabinete respondió como si estuviera en plena campaña electoral y recurrió al ya gastado truco de cargar las culpas sobre el kirchnerismo. Desde el “peronismo dialoguista” y el Frente para la Victoria le reclamaron a Peña su mala manera de dirigirse hacia los integrantes de la Cámara. Juan Bahilo resaltó “la excesiva dosis de sarcasmo y cinismo en las respuestas del ministro, cuando el oficialismo tiene la mayor responsabilidad sobre el diálogo que declaman”. Felipe Solá dijo que “el tono del Jefe de Gabinete hace más difíciles las cosas” y estimó que si continuaba así “iba a armar mucho lío”. Cuando le preguntaron por las promesas incumplidas de Cambiemos, las obras públicas que se anuncian pero nunca empiezan y los retrasos en los distintos envíos de fondos hacia las provincias, el funcionario macrista se limitó a argumentar que “estamos trabajando”. Los diputados del Frente de Izquierda lo consultaron sobre la responsabilidad política del Gobierno Nacional en cuanto a las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, pero Peña se sacó de encima el problema diciendo que “es una cuestión de la Justicia”.