La votación del aborto en el Senado: ¿una cuestión política?

La votación del aborto en el Senado: ¿una cuestión política?

Cada vez parecen ser más los senadores que prestan atención a la repercusión que podría llegar a tener su voto por la despenalización del aborto.

Los diputados nacionales del PJ pampeano, Ariel Rauschenberger y Melina Delú, estuvieron indecisos hasta último momento cuando se votó la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en la Cámara Baja del Congreso el pasado 13 de junio, pero se terminaron inclinando a favor del proyecto e inmediatamente casi que se convirtieron en héroes nacionales. Ese hecho ha despertado suspicacias entre senadores y dentro del propio Gobierno Nacional en cuanto a la posibilidad del rédito político, o no, que se puede llegar a sacar del debate que se dará de dicha ley el próximo 8 de agosto en la Cámara Alta. Actualmente, hay 14 senadores que no decidieron todavía cómo votarán (o quizás si lo tienen decidido pero no lo hicieron público). “Los que realmente están indecisos son los que todavía no terminaron de medir el impacto de cada una de las opciones”, reveló uno de esos legisladores. En las últimas semanas pareciera que va ganando el apoyo al proyecto en la consideración de la sociedad, y esa situación no les es ajena a los representantes de todas las provincias que tendrán que determinar si la ley del aborto es aprobada o rechazada, ya que analizan y miran constantemente el termómetro social. El Poder Ejecutivo nacional es uno de los que más atento está al tema y podría llegar a cambiar su comportamiento. Cuando se dio la votación en la Cámara de Diputados los funcionarios del oficialismo no intervinieron y se limitaron a mirarlo por televisión, sin embargo ahora estarían evaluando la posibilidad de que Macri tome mayor injerencia en el proceso. Algunos de los allegados al presidente estarían tratando de convencerlo para que intente influir en aquellos senadores indecisos y lograr que avalen el proyecto de ley. Las dudas se suscitan a partir de medir qué impacto podría tener en la imagen de Cambiemos si la normativa del aborto no se aprueba. La esposa del Jefe de Gabinete Marcos Peña, Luciana Mantero, se grabó expresando su apoyo a favor de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y el Ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, participó como disertante en ambas instancias de debate (Diputados y Senadores). El funcionario macrista explicó que, más allá que la ley se apruebe o no, los abortos seguirán ocurriendo, razón por la cual el proyecto, para él, se trata de una política de salud pública. En ese sentido, afirmó que se verían reducidos los gastos en hospitales estatales porque se ahorrarían los costos que se suscitan hoy en día al tener que tratar casos de abortos clandestinos más realizados.