Emergencia por 310 casos de triquinosis en tres provincias

Emergencia por 310 casos de triquinosis en tres provincias

El Ministerio de Salud de la Nación emitió un alerta epidemiológico.

310 personas resultaron infectadas luego de consumir carne de cerdo y derivados crudos o mal cocidos en tres provincias argentinas: Buenos Aires, San Luis y Córdoba. Los casos ocurrieron en las últimas ocho semanas y siete pacientes fueron internados, incluso hay uno que permanece en terapia intensiva, según informó del Ministerio de Salud de la Nación. 75 de los casos se sucedieron en las localidades bonaerenses de Pehuajó, General Las Heras, Navarro, Villarino y Bahía Blanca. En esta última ciudad es donde se pudo detectar la única fuente de los brotes ya que allí 24 personas habrían consumido los mismos chacinados caseros. En Pehuajó, en tanto, las 31 infecciones fueron por productos adquiridos en comercios. En Córdoba se detectaron 225 afectados en Pueblo Italiano, Río Cuarto, Marull, La Cesira, Cintra y otros lugares, aparte de 4 casos más que se dieron en Venado Tuerto (Santa Fe) pero que estarían asociados a los mismos productos. En esta región, el causal habrían sido chorizos, salames y carne fresca de cerdo “de una faena no autorizada” que se vendía en un local de Canals. En San Luis se dieron 6 casos de triquinosis en una familia de La Puntilla que comió carne de cerdo mal cocida. La triquinosis es una enfermedad que es contraída por el consumo del parásito Trichinella Spiralis que puede encontrarse en carne contaminada y al ingresar al organismo, pasa del intestino a la sangre e invaden los músculos pudiendo llegar a complicar el funcionamiento del corazón, los pulmones y el sistema nervioso. Estas patologías habían sido advertidas por diversos especialistas tiempo atrás cuando el Gobierno Nacional decidió importar carne de cerdo desde el extranjero. También se repitió la alarma cuando Cambiemos empezó a despedir trabajadores del SENASA y a desmantelar la institución que se encarga de controlar la calidad de los alimentos en el país. Los profesionales del área, de distintos ministerios y organismos adelantaron que se ponía en riesgo la salud de la población.