UN PUEBLO QUE FUE FRANCES En el norte del departamento Loventué, cerca del límite con la provincia de San Luis, se encuentra Telén, una localidad que es punta de rieles del Ferrocarril del Oeste. Fue fundada el 26 de octubre de 1901 por el francés Alfonso Capdeville, que en esa fecha trazó las manzanas para la futura comunidad. Debido a la acción de este inmigrante, propietario de una casa de comercio, Telén fue en sus inicios una colonia francesa. Posteriormente, con las guerras mundiales, muchos habitantes de ese origen volvieron a Francia, y la localidad recibió inmigración árabe y española principalmente. Telén fue el primer pueblo de La Pampa que contó con luz eléctrica y teléfono, incorporados aproximadamente en 1906. La pujanza de esta comunidad se refleja en que desde sus primeras épocas adoptó todos los avances de ese "progreso" incipiente en el país. Así, se instalaron fábricas de hielo, velas y bebidas gaseosas en las primeras décadas del siglo, y en 1910 corrió un tranvía tirado por bueyes. Más adelante llegaron también los aserraderos, que brindaron nuevas posibilidades de desarrollo. Cuando Telén fue una colonia francesa, los contactos con el país de origen de los habitantes eran muy fluídos, sobre todo en el aspecto comercial, ya que se exportaba con asiduidad ganado ovino a Francia. El pueblo está situado en un emplazamiento geográfico muy particular. Dentro de una zona con relieve predominante de llanura, quebrada por ondulaciones de médanos y sembrada de caldenes, Telén se sitúa en un pozo. La tierra es arenosa y el agua está cercana a la superficie, los vientos son fríos y las lluvias históricas medias oscilan en los 500 milímetros anuales. La municipalidad local, que data de 1912, se halla frente a la plaza San Martín y ésta, aunque lleva el nombre del Libertador, tiene en su centro un busto de Alfonso Capdeville. En otro lugar de Telén, precisamente donde estuvo construída la vivienda del fundador, una plazoleta también lleva su nombre. En cuanto a las denominaciones de distintos sitios públicos, la localidad presenta dos casos que merecen un párrafo aparte. Uno es la plaza "Daniel Enrique Lagos", que recuerda a un vecino caído en Malvinas, en un justo homenaje a aquellos soldados olvidados por la vergüenza de una guerra tan injusta. El otro es el hospital "Cecilia Grierson", llamado así en honor a la primera mujer que se recibió de médica en la Argentina. El aspecto educativo está cubierto por la Escuela Nº9, que se fundó casi con el pueblo, y en 1946 se agregó la Escuela Hogar Nº115. En cuanto a enseñanza media (hoy en transición hacia el Polimodal), funciona la Escuela Provincial de Educación Técnica (EPET). Además, en Jagüel del Monte, dentro del ejido comunal telenense, se encuentra la Escuela Hogar Nº19. El principal recurso económico de Trenel pasa por el campo, con las dificultades que éso conlleva actualmente. En las primeras épocas fue muy importante el ganado lanar, pero posteriormente la producción rural se volcó más a los vacunos y a la explotación del caldén. A nivel de población, la referencia más lejana que se tiene es el Censo Territorial de 1920, cuando ya habían emigrado las familias francesas de los inicios. Ese año hubo 714 pobladores urbanos y 1.870 rurales, que conducen a un total de 2.584. En relevamientos posteriores del territorio, hubo un avance en el área urbana y un retroceso en la zona rural. El pico poblacional de la localidad en su conjunto fue el índice demográfico de 1942, con 3.039 habitantes en total. En el lapso 1947-1960, cuando en general descendió la cantidad de pobladores en toda La Pampa, la población telenense se redujo también en forma ostencible. Finalmente, el censo de 2001 arrojó un total de 1.301 habitantes.