Este lugar cargado de historia y de anécdotas, está enclavado en el Sur de La Pampa, acariciando las aguas del Río Colorado, símbolo de una larga esperanza para este amplio desierto con bondades minerales. Esta localidad fue conocida inicialmente como La Japonesa, en una historia conformada con distintos asentamientos que se remontan a más de 150 años, pero su denominación actual se instituyó justamente durante la gobernación territorial de Miguel Duval, en el período 1939-1946. Sus antecedentes históricos son por demás de interesantes y a modo de ejemplo se menciona la significación de un árbol, que al decir de sus pobladores "fue el primer eucalipto plantado en La Pampa", sumado a ello se ha verificado la existencia en 1895, de una balsa que cruzaba a los turistas que desde Buenos Aires continuaban hacia el sur argentino. Fue este hecho lo que motivó la iniciativa para la construcción de un puente, que si bien comenzó a gestarse en 1906, recién concretó el inicio de su construcción en 1943. Si bien Gobernador Duval carece de muchos elementos institucionales, tiene un importante hito en lo que educación se refiere, dada la lucha que en este aspecto debió afrontar tras la creación de la primer escuela en 1920, la cual por motivos aún desconocidos se vio cerrada tiempo después, y dio inicio a un nuevo esfuerzo que permitiera la instalación de otro establecimiento educativo que años después fue trasladado, sin embargo el espíritu local mostró una vez más sus ansias de establecer una comunidad sólida, de manera tal que consiguieron una nueva escuela, contando hoy con una Escuela Hogar de marcada importancia en la zona. De esta manera y desde el sur Gobernador Duval es parte fundamental en la identidad cultural, no solamente de los pampeanos sino también de sus vecinos más directos como son los rionegrinos. Según el último censo, Gobernador Duval tiene 205 habitantes.