VIDA RURAL Y PROGRESO URBANO Localidad ubicada en el sur este del territorio pampeano, Abramo fue fundada el 27 de marzo de 1909 y forma parte del departamento Hucal. Hasta la conquista del desierto estas tierras permanecieron bajo dominio de los indios vorogas de Yanquetruz y Calfucurá, quienes fueron dueños de toda la zona salinera de La Pampa.
EL COMIENZO Abramo tuvo línea ferroviaria inclusive antes de llamarse Abramo y ser un nucleamiento urbano. Esto es así porque el ramal ya llegaba, desde 1891 hasta Epu Pel, que se encuentra hacia el oeste. Pero no existía estación en Abramo, ya que fue inaugurada 17 años después, es decir un año antes de la formación del pueblo. Las jornadas del 27 y 28 de marzo de 1909 fueron agitadas y determinantes: durante ellas se procedió a la venta de los solares -a cuarenta y ocho mensualidades cada uno- y las chacras -mitad al contado y mitad con seis meses de gracia; eso si, sin interés-. Pero éste no fue el único beneficio para los interesados: trenes gratuitos desde Toay y Bahía Blanca llegaron repletos de gente que fueron esperados con un suculento almuerzo campestre de bienvenida. La distribución de tierras tuvo originalmente entre sus propietarios a apellidos tales como Cambaceres, Miller, Hernández, Unzué, Schmidt, Tornquist y Le Dones. El nombre del poblado se debió a Fernando Abramo (1786-1872) un militar que combatió para los ejércitos de Belgrano y San Martín. Pero como antecedente cabe señalar que a partir de 1908 familias de origen español, ruso, alemán, árabe y judío se fueron afincando bajo el cobijo de don Benito Cao, dueño del almacén e iniciador de importantes emprendimientos, no en vano llamado "el hombre de la consulta permanente".